Nuestras Familias – Llenas de complejidades y amor

Vea esta página en/See this page in: English

Escrito por Nancy A. Ángel-Hurtado
Traducido por Alexander Gonzalez
Originalmente publicado en inglés en la página de Family Equality

Mis padres y yo emigramos de México buscando el sueño americano en los 1980s. A través del arduo trabajo y la determinación de mis padres, navegamos un nuevo vecindario y la barrera de no saber el idioma que nos hacía sentir menos y no bienvenidos, pero eventualmente construimos una vida lejos de nuestra familia en México. Todo iba según los planes de mis padres hasta que a los 17 años un miembro de mi familia me hizo salir del closet y decir mi orientación sexual.

En lugar de negarlo, pensé que la honestidad sería lo mejor. Tenía la esperanza de que me aceptaran y entendieran—ya que siempre fueron padres muy cariñosos. Pero yo estaba equivocada. Siendo criados católicos, esto estaba prohibido, tanto en nuestra fé como en nuestra cultura. Se sentía como si nuestros dos mundos se estaban derrumbando y las cosas se pusieron violentas rápidamente.

Tomó tiempo y mucha terapia para darme cuenta de que mis padre y mi madre reaccionaron de esa forma durante ese tiempo, por miedo. Pensaron que fallaron como padres. Ellos dijeron que lamentaban haberse mudado a un lugar tan “liberal» como los Estados Unidos, como si esa fuera la única razón por la que yo podría convertirme en la primera persona abiertamente homosexual en mi familia. “¿Por qué nos haces esto? ¿Estás mal? ¿Esto no es normal? ¿Que va a decir la gente? Ésta no era la vida que quería para ti.”

Por primera vez en mi vida, tuve que lidiar con el hecho de que mis padres no eran perfectos. No me apoyaron cuando deberían haberlo hecho. Estar fuera del closet significaba enfrentar muchas decepciones, discusiones y dolores, un tipo de dolor para el que yo no estaba preparada a los diecisiete años. Estoy segura que nadie estaría lista para eso a pesar de la edad.

Entonces, a los dieciocho años, me mudé a la universidad, dejando un pedazo de mi corazón roto con mis hermanitas. Aunque no quería dejarlas atrás con mis padres, sabía que la única forma en que podríamos reconstruir y mantener cualquier relación familiar sería si tuviéramos distancia y tiempo. Por supuesto, para mis padres, una mujer joven nunca debería abandonar la casa de sus padres antes del matrimonio y por eso esta decisión fue una capa adicional de dolor y desafío.

Ahora, dos décadas después, mis hermanas y yo todas recibimos títulos universitarios a pesar de esta adversidad, y mi esposa y yo tuvimos nuestro primer hijo en enero.

Como nueva madre, creo que puedo entender mejor porque mis padres reaccionaron como lo hicieron. Creamos expectativas para la vida de nuestros hijes, y mis padres se quedaron sufriendo la pérdida de la vida que alguna vez desearon para mí. Estaban haciendo lo mejor que podían con lo que pensaban que era mejor. Nunca podré tolerar su violencia en ése momento, pero los he perdonado, un proceso que no ha sido fácil, pero ha sido valioso.

Nunca hubiera creído que mis padres me llevarían por el pasillo hacia mi futura esposa en presencia de mis seres queridos. Con ellos caminando conmigo al altar y una boda que mezcló las tradiciones mexicanas con una pizca de mi identidad LGBTQ y toneladas de amor, me di cuenta de lo importante que son para mí muchas de las tradiciones Latinx.

Cuando tuvimos a nuestro hijo, estábamos preocupadas de que él pudiera ser tratado diferente como yo una vez fui tratada. En cambio, nos hemos sentido emocionadas por la cantidad de amor y amabilidad que ha recibido de mis padres, hermanas y mi familia extendida, aunque sean conservadores. Estoy muy agradecida por el tiempo, el espacio y el amor necesario para reconstruir mi relación con ellos, porque eso significa que mis hijes podrán mantenerse conectades a esta familia y esta cultura, que colocan la inclusión y la familia por encima de todo. Al mantener mi Latinidad sin dejar de ser fiel a mí misma, he encontrado una comunidad amorosa, y es lo que quiero para mis hijos.

no replies

Leave your comment